Ponce, un mito del automovilismo en el ‘Memorial Javier Domínguez’

Ponce, un mito del automovilismo en el ‘Memorial Javier Domínguez’

Por establecer un símil, hablar de José Mari Ponce en el mundo de los rallys es como hablar de Totti en el Calcio. El veterano piloto canario, ganador del Campeonato de España, que compitió en pruebas de los campeonatos de Europa y del Mundo, y aún sigue en activo, recala estos días en tierras extremeñas para participar como ‘coche cero’ en el II Rallysprint Culebrín-Pallares ‘Memorial Javier Domínguez’.

Acude a instancias de los hermanos José Julio y David Navarro, representantes de la Escudería Faro (organizadora de la prueba) y fieles seguidores durante años del canario. “Estuve a punto de venir el año pasado, pero al final tuve competición –explica Ponce, y agrega: creo que cuando alguien muestra tanto interés y tanto cariño, hay que corresponder”.

Lleva cuatro días en Extremadura acompañado por su mujer (y a veces copiloto) Isabel Fernández, y ambos se declaran “encantados por el trato que nos han dado, y por todas las facilidades, incluso Skoda Fuente de Cantos ha puesto un coche a nuestra disposición para los reconocimientos”.

Pilotar el ‘coche cero’ significa que no viene a competir, pero eso no quiere decir que no venga a correr. A bordo del BMW 325 de José Julio, hará los mismos tramos que los competidores “al mejor ritmo que pueda, para que la gente se divierta y nosotros también nos divirtamos”.

Como copiloto no llevará a su habitual acompañante, sino en unos tramos al afortunado que se ha ganado este asiento en un sorteo, y en otros a uno de los hermanos Navarro.

Ya ha tenido ocasión de ver el trazado, que define como “precioso” por el nivel de exigencia y dificultad. “Es muy complejo y muy completo, con muchas trampas y rasantes ciegos. Además, al existir pocas referencias para memorizar, no sabes si la curva que encuentras se abre o clava la salida, por lo que hay que improvisar, tirar mucho de intuición”.

Alaba el trabajo de la Escudería Faro para que todo salga como tiene que salir, sin problemas de seguridad. “Han encintado todo el tramo, marcando los lugares donde no debe haber público ni coches estacionados, y eso es muy importante, porque a ver la prueba acudirán muchos aficionados que ya saben dónde hay que ponerse, pero también muchos curiosos que no tienen experiencia, y hay que extremar la seguridad por ellos y también por nosotros”.

Como aspecto relevante, pide al público que no solo respete las zonas de seguridad, sino también que tenga un comportamiento respetuoso con la naturaleza. “No deben dejar nada por allí, hay que quedar el campo como se encontró si queremos que estas pruebas tengan continuidad. Si lo respetamos, los propietarios de las fincas colindantes seguirán colaborando y podremos celebrar muchas ediciones”.